Logo Empresa

Noticia ampliada

Adiós a la letra H en la primera posición de las matrículas

02-12-2014 (2947 visitas) | elconfidencial.com

  • 14401.jpg
  • 14402.jpg
  • 14403.jpg
Adiós a la letra H en la primera posición de las matrículas

Por fin se acabó la letra H como inicial de las matrículas de los coches nuevos en España. La crisis que atraviesa el sector de automoción en España ha hecho que la letra H haya sido la que más se ha mantenido en el tiempo, desde diciembre de 2010 hasta este mes de noviembre.

Fue en el mes de septiembre del año 2000, el 18 por más señas, cuando se cambió por última vez la forma de numerar los vehículos nuevos matriculados en España. En esta ocasión se eliminó la diferenciación provincialexistente hasta entonces y se estableció como sistema de numeración una clave de cuatro números seguido por un conjunto de tres letras. Lo más destacable es que las letras no podían ser vocales, para evitar palabras malsonantes.

Por ello, en septiembre del año 2000 se puso la primera de las nuevas matrículas, la 0000-BBB, con la que se inició una nueva era en el sector de la automoción en España. A partir de entonces, la evolución ha sido muy rápida.Esa primera letra B duró solo dos años, hasta octubre de 2002. La C fue aún más corta en el tiempo, con 23 meses y nuevamente la D supuso una reducción de otros 3 meses, al mantenerse en total solo 20 meses.

Estos eran los tiempos buenos del mercado del automóvil en los que se llegó a superar la barrera de los 1,6 millones de vehículos entre turismos y comerciales en un año. La F nuevamente fue una buena letra en la matrícula, ya que aguantó otros 21 meses, aunque ya se apreciaba que las cosas empezaban a ir menos bien para las ventas de coches. Con la letra G hubo que esperar 34 meses, o lo que es lo mismo dos años y 10 meses para poder saltar de letra inicial de las matrículas.

Pero la que se ha llevado la palma en este sentido ha sido la letra H que acaba de terminarse como inicial de las matrículas. El primer coche con matrícula H se dio de alta en diciembre de 2010 y el último corresponde a los primeros días de noviembre de 2014, por lo se puede decir que ha durado cuatro años.

Estas dos últimas letras, la G y la H, han sido las que han tenido que sufrir la crisis más grave del mercado. Si las ventas llegaron a los 1,5 millones de unidades, en los últimos años esta cifra ha llegado a caer hasta quedarse ligeramente por encima de las 700.000 unidades.

Pero parece que lo peor de la crisis ya ha pasado, al menos dentro el sector del automóvil,. Las previsiones para el cierre de este ejercicio 2014 ya apuntan a unas ventas de 860.000 unidades, lo que supondría un registro muy por debajo de los mejores tiempos, pero más en línea con lo que debería ser el mercado español. Los analistas consideran que el mercado español debería moverse en torno a 1,2 o 1,3 millones de unidades, lejos de los 860.000 previstos para este año, pero lejos igualmente de los 1.6 millones que se llegaron a vender en los primeros años del nuevo siglo.

LA HISTORIA DE LAS MATRÍCULAS

El primer coche que se matriculó en España lo fue en el año 1900 en Madrid, en concreto el 31 de octubre de ese año, y la matrícula que se le puso fue M-1. En las imágenes pueden ver un Panhard Levassor matriculado en Madrid en el año 1907 por su propietario, Ricardo Soriano y que tiene la placa M-18. Cada provincia tenía su propio registro de matrículas. Algunas provincias con una sola letra, como Madrid (M), Barcelona (B), Alicante (A), Valencia (V), etcétera. En otros casos se ponían dios letras para diferenciarla de otras provincias. Por ejemplo Lérida tenía una L, mientras que León tenía como indicativo LE.

Este sistema de matrículas estuvo activo hasta el año 1971. Entonces se cambio la forma de numerar los nuevos vehículos y se pasó a hacer una combinación alfa-numérica con una o dos letras primero con el indicativo de la provincia, luego cuatro números y después dos letras. Las primeras matrículas sólo tenían una letra al final, por ejemplo M-0000-A y cuando se terminaban las letras sencillas se iniciaba la doble letra M-0000-BB.

Este sistema de numeración se mantuvo en vigor desde el año 1971 hasta el 18 de septiembre del año 2000 en el que nuevamente las matrículas de Madrid estaban llegando a su fin con las letras finales ZZ. Y entonces fue cuando después de muchas polémicas se acaba instaurando el sistema empleado actualmente, el que incluye cuatro cifras numéricas y tres letras. Pero lo más innovador fue que se eliminó el indicativo provincial, lo que evitaba los numerosos problemas que había a la hora de vender los coches usados cuando eran de una provincia u otra.

Las matrículas españolas tienen dos circunstancias que las hacen diferentes de las de otros países. Por un lado no se utilizan vocales y la otra diferenciación es que la matrícula muere con el coche, es decir, que cuando el vehículo se da de baja no se vuelve a utilizar esta matrícula. Y hay otra diferencia más, que las placas españolas tienen en la zona de la izquierda una banda vertical de color azul y en la parte inferior de ésta la E de España.

fuente:elconfidencial.com

¡Deja tu valoración por favor!

¡Aún no hay mensajes!, puedes usar el formulario y publicar el primero.
Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.